• Siganos en:
Home Tecnología

5G y el Internet de las cosas una nueva Era se avecina

El próximo año la quinta generación de redes móviles (5G) sera una realidad en los países desarrollados. ¿Estara preparado Latinoamerica para sacar ventaja de esta red más rápida y que transformara el mundo?

Muchos estudios en Estados Unidos, Japón, China o Europa intentan predecir cuál será el impacto en nuestras vidas cuando la quinta generación de redes móviles (5G) irrumpa en el mercado. Sin duda estamos ante una nueva era de la humanidad que permitirá comunicaciones en tiempo real, sin fallas, conexiones digitales más veloces en nuestros hogares que potencializará las llamadas casas inteligentes. Es evidente que 5G estimulará la innovación en muchas industrias y proporcionará una plataforma para tecnologías emergentes como el Internet de las cosas (IoT) convirtiendola en una parte integral de nuestra economía y estilo de vida.

 
Sin la 5G sería imposible el Internet de las cosas. Si bien algunas compañías proveedoras de telefonía e internet han anunciado que lanzaran el servicio 5G el próximo año, aun no se puede establecer la cifra de usuarios en los próximos dos años. El último Informe de Ericsson AB señala que habrá 550 millones de suscripciones 5G en 2022 y Asia Pacífico será la segunda región de más rápido crecimiento con un 10% de todas las suscripciones 5G en 2022.
Según un informe de la consultora GSMA Intelligence, América Latina recién podría lograr una expansión de las redes 5G en 2025, cuando podría alcanzar una cobertura cercana al 40 por ciento de la población, con aproximadamente 60 millones de conexiones/usuarios.
 
La velocidad hace la diferencia
La red móvil de primera generación (1G) tenía que ver con la voz. 2G era voz y mensajes de texto; 3G era voz, mensajes de texto y datos; 4G era todo lo anterior pero más veloz. La 5G será 100 veces más rápida que una red 4G. Para poner en contexto esta revolución tecnológica una vez que trabajen las redes 5G un usuario podrá bajarse una película completa, de 5 gigas, en 5 segundos.

 
La red móvil 5G es mucho más que solo descargas rápidas. Su combinación única de conectividad de alta velocidad, latencia muy baja, acceso a muchas más conexiones/usuarios, y cobertura al 100% permitirá vehículos inteligentes e infraestructura de transporte, como automóviles, camiones y autobuses conectados, donde una demora de una fracción de segundo podría significar la diferencia entre un flujo suave de tráfico y un accidente de tránsito. Si consideramos que una computadora es más eficiente que un ser humano, estamos hablando de que en el futuro una supercomputadora puede dirigir el sistema de transporte de una ciudad y dar indicaciones en tiempo real a la computadora de un auto para dirigir su trayecto.

 
5G nos permitirá controlar más dispositivos de forma remota en aplicaciones donde el rendimiento de la red en tiempo real es crítico, como el control remoto de maquinaria pesada en entornos peligrosos, mejorando así la seguridad de los trabajadores e incluso la cirugía remota. Para obtener más información sobre las oportunidades que creará 5G, Ericsson encargó una encuesta detallada a más de 650 tomadores de decisiones de ocho industrias clave. Esto arrojó algunas ideas interesantes. Por ejemplo, una gran mayoría de los ejecutivos de salud encuestados (73%) esperan que las redes móviles de próxima generación (5G) les permitan implementar nuevos servicios y productos que mejorarán la calidad de vida del público en general. 5G promete hacer realidad la atención médica remota y ser un agente de cambio para el futuro de la industria.
  
Camino a la 5G y el Internet de las cosas
Los operadores se han destacado en la conexión de teléfonos, tabletas y otros dispositivos, pero la conexión y la gestión de un número creciente de automóviles, medidores, sensores de maquinaria y productos electrónicos de consumo de manera rentable requerirán modelos comerciales innovadores. Hoy, la gran mayoría de los ingresos del operador de IoT provienen de la conectividad, pero en los próximos 5 años, los ingresos también provendrán de plataformas, aplicaciones y servicios de habilitación de servicios. Los operadores capaces de crear y administrar un ecosistema de socios de servicio, refinar datos de sus plataformas IoT y convertir datos masivos en datos inteligentes podrán crear ingresos incrementales basados ​​en el valor de los datos en lugar de solo el volumen.

 
Uno de los sectores que en la próxima década puede desarrollarse gracias a la red 5G es la educación. En un mundo donde no habrá más interferencias en video conferencias, transmisiones en tiempo real de videos de calidad Ultra HD, no será imposible que un alumno en Lima o en El Cairo asistan a clases virtuales de cualquier universidad de Europa o Estados Unidos. Un futuro donde se lleven cursos regulares escolares y universitarios a distancias no es lejano, ni una utopía. Al mismo tiempo es un reto para la educación de los países del tercer mundo.

 
La apocalíptica visión de drones y autos voladores cruzando el cielo de nuestras ciudades se hace realidad con la 5G. Hasta ahora manejar un dron a distancia solo era posible en ámbitos como el militar, pero con la 5G será posible drones con mayor autonomía. Amazon ya estaba probando drones que transportas paquetes. En un futuro el chico de la moto que nos trae comida o las medicinas será sustituido por drones, solo necesitaran las coordenadas exactas de entrega para cumplir su cometido.
  
¿Algo que temer?
En un mundo donde la inteligencia artificial nos asegura tener servicios más eficientes, reducir tiempos y acabar con errores humanos, no deja de ser siempre una amenaza el futuro. No es una posibilidad, sino una certeza, todo será controlado en tiempo real, por una gran súper computadora, y quienes la manejen, tendrán acceso a nuestros datos, nuestra casa y trabajo. Ya China identifica a través de cientos de miles de cámaras instaladas en calles y comercios a sus ciudadanos. El gran ojo que todo lo ve será posible por la 5G, es la que generará un sistema de interconexión entre máquinas y aparatos de uso común, lo que nos hará mas fácil la vida, pero también lo que reducirá el margen de lo privado y público.

Déjanos tus Comentarios