La única forma de proteger la democracia es con la verdad
Home Salud

Jueves 08 de Julio del 2021

Cientificos confirman que con dos dosis de Pfizer o AstraZeneca podemos hacer frente a la variante Delta


Un nuevo estudio sobre el coronavirus y la variante Delta revela la importancia de recibir dos dosis de las vacunas de Pfizer o AstraZeneca, que consideran las más eficientes en esta guerra contra el Covid-19, y las nuevas mutaciones que se han desarrollado y propagado en todo el mundo


Cientificos confirman que con dos dosis de Pfizer o AstraZeneca podemos hacer frente a la variante Delta Una nueva investigación realizada por un grupo de científicos franceses, entre ellos virólogos de diversas instituciones especializadas francesas, como el reconocido Instituto Pasteur o la universidad la de Paris y la Sorbonne Université advierte sobre la amenaza que plantean las mutaciones del coronavirus, haciendo un llamado de urgencia a las gobiernos para acelerar los esfuerzos de vacunación en todo el planeta.

El informe publicado el jueves en la revista Nature, encontró que la variante delta tiene mutaciones que le permiten evadir algunos de los anticuerpos neutralizantes producidos por las vacunas. Una sola inyección de una vacuna de dos dosis apenas ofrece protección. Pero los experimentos encontraron que las personas completamente vacunadas, con dos inyecciones (dosis) de la vacuna Pfizer-BioNTech o AstraZeneca, tienen una protección significativa contra la variante delta. Eso se hace eco de otro informe escrito por una colaboración de científicos en los Estados Unidos y publicado el miércoles en el New England Journal of Medicine.

La conclusión es que, en un momento en que la variante delta está ganando terreno rápidamente, representando actualmente la mayoría de las nuevas infecciones en los Estados Unidos, según la última estimación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la vacunación completa ofrece una ventaja, un cortafuegos mucho mejor contra la infección que la vacunación parcial.

“Por favor, vacúnese. Te protegerá contra el surgimiento de la variante delta”, dijo Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, el jueves en una sesión informativa sobre el coronavirus en la Casa Blanca.

Los estudios sobre la variante delta surgen a medida que aumentan las preocupaciones a nivel mundial sobre un resurgimiento del coronavirus. Con el aumento de infecciones en Japón, el primer ministro de ese país declaró el jueves el estado de emergencia en Tokio, que albergara en los próximos días los Juegos Olímpicos de Tokio, postergados el año pasado cuando se desato la pandemia. Los organizadores han reaccionado al estado de emergencia en Tokio desistiendo de contar con espectadores en cada evento.

Por otro lado los datos publicados esta semana por el Ministerio de Salud de Israel mostraron que la eficacia de la vacuna contra el coronavirus disminuyó en ese país altamente vacunado al mismo tiempo que aumentaba los casos de paciente que habían adquirido la variante delta. Los datos israelíes mostraron una menor protección contra enfermedades sintomáticas, solo el 64 por ciento, aunque las personas vacunadas conservan la protección contra enfermedades graves.

Citando esos datos, Pfizer y su socio BioNTech emitieron un comunicado el jueves diciendo que comenzarán la investigación de ensayos clínicos utilizando una vacuna reformulada diseñada para frustrar la variante delta. Y las compañías dijeron que es probable que las inyecciones de refuerzo sean necesarias en un futuro no lejano.

"Seguimos creyendo que es probable, según la totalidad de los datos que tenemos hasta la fecha, que se necesite una tercera dosis dentro de los 6 a 12 meses posteriores a la vacunación completa", dice el comunicado. “Si bien la protección contra la enfermedad grave se mantuvo alta durante los 6 meses completos, la disminución observada en la eficacia contra la enfermedad sintomática a lo largo del tiempo y la aparición continua de variantes son factores clave que impulsan nuestra creencia de que probablemente será necesaria una dosis de refuerzo para mantener los niveles más altos de protección".

La aparición de la variante delta no es del todo sorprendente (los virólogos han advertido que el SARS-CoV-2 continuará mutando), ni su rápida propagación, ya que muchas naciones que han mantenido un largo aislamiento voluntario u obligado durante un año y medio están tratando de regresar a actividad normal. Inglaterra, por ejemplo, planea levantar todas las restricciones para el 19 de julio a pesar de un aumento en las infecciones de la variante Delta, que representa aproximadamente el 95 por ciento de los casos nuevos. El secretario de salud de Gran Bretaña, Sajid Javid, dijo a BBC Radio que los casos de coronavirus podrían llegar a 100.000 este verano.

Las dos primeras vacunas autorizadas en los Estados Unidos, inyecciones de Pfizer y Moderna que utilizan una tecnología llamada ARN mensajero, conocida comúnmente como ARNm, están diseñadas como un programa de dos inyecciones. Por el contrario, el régimen de vacuna de una sola inyección de Johnson & Johnson ofrece aproximadamente la misma protección contra la enfermedad grave después de una inyección, pero es algo menos eficaz para prevenir casos sintomáticos leves a moderados, según datos de ensayos clínicos anteriores.

Gran Bretaña adoptó una estrategia de dar a la gente una primera dosis de una vacuna y retrasar la segunda, con la intención de ampliar el alcance del suministro limitado. Pero eso ha llevado a infecciones avanzadas impulsadas por la variante Delta, dijo Monica Gandhi, doctora en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco que no participó en ninguno de los estudios de investigación.

Gandhi ha advertido sobre la reacción exagerada que se le atribuye a la variante Delta. Ella ha dicho que no hay evidencia de que la variante Delta sea más letal para una persona que se infecta, una opinión que comparte Paul A. Offit, pediatra y experto en vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia.

"No hay buena evidencia de que esta variante cause una enfermedad más grave", dijo Offit. Pero expresó su preocupación de que la gran cantidad de personas que no están vacunadas, incluidos, porque aún no son elegibles, los niños menores de 12 años, podría alimentar una ola invernal de infecciones.

Las variantes son más transmisibles que la primera cepa que surgió en Wuhan, China, aunque hay evidencia limitada y menos convincente de que sea más mortal. Numerosos estudios en los últimos meses sugieren que las vacunas pueden mantener la línea contra el enjambre de variantes. Los experimentos en el laboratorio y los datos del mundo real muestran que las vacunas son particularmente efectivas para prevenir enfermedades graves.

Los resultados de la investigación en Francia sugieren que la variante Delta lucha por evadir la inmunidad inducida por la vacuna. Los investigadores analizaron muestras de sangre de más de 100 personas, la mayoría de ellas no vacunadas y que se habían recuperado del Covid-19. El estudio también examinó a las personas a las que se les había administrado una dosis única o dos dosis de una vacuna.

El análisis encontró que los anticuerpos de aquella personas que habían contraído la enfermedad eran menos capaces de neutralizar la variante Delta, particularmente un año después de la infección. Pero entre las muestras de personas completamente vacunadas, el 95 por ciento retuvo suficientes anticuerpos para contrarrestar el virus, dijo Olivier Schwartz, autor principal del estudio de Nature y jefe de la Unidad de Virus e Inmunidad del Instituto Pasteur en París.

Dijo que esto debería verse como una "buena noticia", y agregó que la investigación futura determinará cuánto tiempo dura la respuesta de anticuerpos neutralizantes posteriores a la vacuna contra el delta.

Déjanos tus Comentarios


Más Vistos en Salud

Últimas Publicaciones