Ver Estadisticas de la Evolución de COV19
Home Política

Viernes 06 de Diciembre del 2019

Por qué el Grupo El Comercio se Aferra al viejo sistema corrupto


El grupo El Comercio busca desprestigiar al presidente de la república porque al hacerlo desprestigian el movimiento anti corrupción que este encabeza


 Por qué el Grupo El Comercio se Aferra al viejo sistema corrupto   Por qué el Grupo El Comercio se Aferra al viejo sistema corrupto

Durante el gobierno de Alejandro Toledo el grupo El Comercio, que solo tenía un canal de televisión en el cable, Canal N, un bastión informativo imparcial en medio de canales en señal abierta que manipulaban la información en favor del gobierno fujimorista. Como todos sabemos los dueños de los canales recibieron millones de dólares para mantener al público peruano ignorante de la realidad política peruana. Canal N, en cambio ofrecía un espacio para que opositores politicos dieran su opinión crítica del régimen.

 

Toledo dio a los Miro Quesada el control de canal 4, aunque no invirtieron un sol en la adquisión del canal. Este regalo fue importante para la familia, dejaron de ser solo un medio de comunicación escrita, que incursionaba en la televisión con canal N, a un importante consorcio de medios, con un canal que era ya en ese entonces el más importante del Perú.

 

Hoy en 2019, aquella familia que durante la dictadura fujimorista se mantuvo independiente y no se dejó corromper por el dinero sucio de Montesinos, asume una postura que nadie entiende. Es abiertamente opositora al régimen del presidente Vizcarra, acaba de volver a sacar a la luz el caso del pago de más de S/41 millones durante gestión de Vizcarra como gobernador de Moquegua. Le llaman pago irregular, pero no mencionan por qué consideran que es un pago irregular, cuando se pagó a una empresa para que iniciara las obras de ampliación y mejora del hospital de la región Moquegua, en ninguna parte de su informe mencionan si la obra beneficio a Vizcarra o funcionarios del gobierno regional económicamente, o si la empresa ejecutora, como hacia Odebrecht con el beneplácito de los gobienos de turno, pago sobornos.

  

Esta misma semana el grupo El Comercio, valiéndose de su diario económico Gestión, acusan a la administración Vizcarra de no ejecutar completamente el presupuesto asignado para este 2019, refieren que la inversión pública está por debajo de otros años, acusan de inoperancia al ministro de economía y los ministros en cuya cartera no se ejecutan obras públicas.

 

No se entienden entonces porque al Vizcarra gobernador regional El Comercio hoy lo acusa de acelerar en 2013 una obra pública que era necesaria para Moquegua, y al Vizcarra presidente lo llaman lento en Gestión.

 

La modernización del hospital regional de Moquegua se puso en marcha cuando termina el periodo de Vizcarra, y estaba proyectada para ser inaugurada en 2016, sin embargo, el sucesor de Vizcarra en el gobierno regional, Jaime Rodríguez Villanueva (Movimiento Regional Kausachun), que ya había sido antes presidente Regional, paralizo por años la obra, buscando indicios de corrupción que no pudo encontrar.

 

La obra del hospital de Moquegua fue encaminada por Vizcarra, pero quienes debieron concretar la obra son los sucesores de Vizcarra. Recién este año, con un nuevo gobernador y el apoyo del ministerio de Salud el hospital es terminado e inaugurado.

 

Ahora probando que la preocupación de El Comercio no va por el tema de salud o corrupción, sino un afán de dañar la credibilidad presidencial, ha publicado hoy viernes un informe donde da cuenta que el recientemente reinaugurado hospital de Moquegua aún no emplea todos sus nuevos equipos. Otra vuelta volvemos al tema burocrático del estado, que tanto en otras oportunidades El Comercio ha satanizado. ¿Un hospital que está operativo en un 80% debe esperar estar al 100% para ser utilizado por la comunidad? El informe menciona 700 observaciones a la nueva infraestructura, aunque no da información de cuáles son sus fuentes, solo menciona las declaraciones del expresidente del cuerpo médico del hospital César Napa. Hay que indicar que los hospitales regionales están bajo la jurisdicción del gobierno regional, y siendo un país que intenta acabar con el centralismo no se puede responsabilizar en todo a la presidencia de la república.

 

Sin duda El Comercio lo sabe, pero es mejor usar el tema justo en la semana que intenta mostrar a todo el Perú que sobre Vizcarra hay una nube oscura.

 

Porque El Comercio no quiere cambios

No es que el Diario de los Miro Quesada inicio la semana como opositor de Vizcarra. Su defensa del orden establecido, su, al parecer, oposición a hacer cambios en el sistema político y judicial peruano viene desde hace mucho tiempo, basta leer sus editoriales y a sus columnistas. El grupo El Comercio y sus medios han sido tribuna de apristas y fujimoristas que se entiende estuvieran en desacuerdo con la disolución del congreso, lo que no se entiende es la postura del grupo contra la disolución del congreso. Columnistas como Jaime de Althaus o Federico Salazar, solo por mencionar a los más notorios, han tildado de golpe de estado la medida de Vizcarra, y antes, cuando el congreso en actividad se mostraba agresivo y cerrado a efectuar los cambios que el presidente y la opinión publica exigía llamaron a Vizcarra confrontacional, bueno antes ya lo habían dicho de PPK cuando este intento enfrentar el temporal Apro-Fujimorista que lo termino obligando a renunciar.

 

Puede ser que un diario sea ciego y no sea capaz de ver que Vizcarra intento de una u otra forma trabajar con el fujimorismo para cambiar el sistema político, que hoy tiene tal desprestigio que puede llevar en un futuro a la búsqueda de un Outsider que elimine de un tajo la democracia tal cual hoy tenemos.

 

Cuando El Comercio y su monopolio de medios repite y repite que Vizcarra es confrontacional por criticar al congreso cuando impide este al poder judicial investigar al Juez supremo Hinostroza, al fiscal Chavarry, y a los magistrados del CNM, como una banda organizada, manipula la verdad, y aprovechaba tener el control de la prensa escrita. No explica El Comercio que aquella acción intransigente del congreso que hoy defiende impedirá que el Perú acuse a Hinostroza como cabecilla de una organización criminal por cuanto al ser extraditado de España esta nación solo autoriza que se jusgue por delitos menores.

 

Desde hace años El Comercio aprovechando su poder económico viene congelando en el poder judicial una acción de amparo que ocho periodistas, entre ellos Rosa Maria Palacios, interpusieron para evitar la concentración de medios, en lenguaje común impedir que el Grupo El Comercio siga concentrando el 80% de los medios escritos del Perú. Han pasado seis años y el juez Ricardo Macedo Cuenca aún mantiene el proceso congelado.

 

Es malo que un solo grupo económico concentre casi el 80% del tiraje de diarios en el Perú, la respuesta es sí. No sucede en ningún país desarrollado este cuasi monopolio, porque bajo una administración politizada un holding de medios puede usar su poder para encumbrar la candidatura de un partido político que tenga intereses comunes, y ofrezca algunos beneficios de llegar al poder.

 

Los monopolios no benefician al consumidor, todo lo contrario, la empresa aprovecha su posición privilegiada en su beneficio, pudiendo aumentar los precios de un producto que ellos solo distribuyen. En este caso dando la información que ellos quieren la gente se informe, ocultando la verdad según les convenga o como sucede hoy en día desprestigiando al presidente de la republica porque al hacerlo desprestigian el movimiento anti corrupción que este encabeza. 


Déjanos tus Comentarios