• Siganos en:
Home Mundo

Trump abandona el discurso belicista y se muestra conciliador con Iran


Después de los ataques iraníes a bases estadounidenses Trump deja de lado el discurso belicista y se muestra conciliador con el régimen de los ayatolás


Donald Trump ha retrocedido ante las amenazas de comenzar una guerra con Irán horas después de que sus líderes lanzaron misiles en una base estadounidense en Irak. El presidente dio un tono conciliador durante una conferencia de prensa de la Casa Blanca a las 11:30 am EST del miércoles, y dijo: "Irán parece estar retirándose, lo que parece ser algo muy bueno para todas las partes involucradas y algo muy bueno para el mundo". Y Trump concluyó su discurso ofreciendo una rama de olivo a Irán y suplicando por la paz, diciendo: “A los líderes y al pueblo iraní, queremos que tengan un futuro, un gran futuro, el que ustedes merecen, uno de prosperidad y armonía con las naciones del mundo. Estados Unidos está listo para abrazar la paz con todos aquellos que la busquen ".

Como sucedió antes con el régimen de Kim Jong-un, cuando este lanzo misiles de prueba y amenazó con la posibilidad de que podían alcanzar las costas de Estados Unidos, el presidente Trump deja el discurso amenazador por uno mas conciliador.

Las últimas declaraciones de Trump contrastan con la que dio a principios de esta semana, cuando prometió lanzar un ataque desproporcionado contra Irán si atacaba a los EE. UU. Trump también amenazó con violar la ley internacional al atacar los sitios culturales históricos de Irán.

Durante el discurso del miércoles, Trump emitió dos veces una velada amenaza sobre la búsqueda de un programa de armas nucleares por parte de Irán, diciendo: "Mientras sea presidente de los Estados Unidos, a Irán nunca se le permitirá tener un arma nuclear". Se jactó del enorme poderío militar de Estados Unidos y advirtió que los estadounidenses están desarrollando misiles hipersónicos que usaría para atacar a los agresores.

Luego calificó a Irán de "principal patrocinador del terrorismo en la búsqueda de armas nucleares", dijo que las ambiciones de Irán "amenazan al mundo civilizado" y agregó: "Nunca dejaremos que eso suceda".

Durante sus declaraciones estuvo flanqueado por el Vicepresidente Mike Pence, el Secretario de Estado Mike Pompeo y el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper.

Trump habló horas después de que el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán disparó 22 misiles balísticos contra la base aérea de Ain al-Asad en el oeste de Irak, que alberga a soldados estadounidenses y el Aeropuerto Internacional Erbil del país.

El ataque no produjo víctimas, ningún soldado estadounidense o iraquí murió o fue herido. Durante la conferencia de prensa del miércoles, Trump confirmó que Estados Unidos "no sufrió víctimas, todos nuestros soldados están a salvo y solo se sufrió un daño mínimo".
 
Trump aprovecho para, como de costumbre, golpear a su antecesor en la presidencia, afirmando que los misiles lanzados por Irán el miércoles habían sido pagados con fondos dados a Irán por la administración de su antecesor de la Casa Blanca Barack Obama.
 
El presidente rompió el acuerdo de 2015, firmado por la administración de Obama con el gobierno de Irán, que acababa con décadas de aislacionismo del régimen de iran, y abria las puertas a el comercio mundial con la nación persa. Sin embargo, al iniciar su periodo presidencial Trump elimino aquel tratado de paz.

Déjanos tus Comentarios