Ver Estadisticas de la Evolución de COV19
Home Estados Unidos

Viernes 09 de Octubre del 2020

Donald Trump pudo haber desviado 21 millones de d√≥lares de sus empresas para su campa√Īa del 2016


El New York Times ha publicado hoy un nuevo reportaje sobre las finanzas del presidente Trump. Esta vez presenta el caso de pagos inusuales por $ 21 millones efectuados a trav√©s del Trump International Hotel Las Vegas, propiedad del presidente y de Phil Ruffin. El dinero se transfiri√≥ a otras compa√Ī√≠as de Trump, y en efectivo.


Donald Trump pudo haber desviado 21 millones de důlares de sus empresas para su campaŮa del 2016

Según el medio estadounidense, la campaña presidencia de Trump, del 2016, tuvo que ser financiada casi exclusivamente por él, dado que consiguió muy poco apoyo por parte de los republicanos, que dudaban de sus posibilidades electorales.

Al mismo tiempo, los negocios de Trump, los hoteles, campos de golf, y nuevos proyectos hoteleros de lujo, consumía el capital en efectivo del holding Trump, según muestran los registros fiscales.

A principios de 2016, el Deutsche Bank, uno de los pocos bancos que mantenía con Trump líneas de crédito, rechazó una solicitud de préstamo, que, según Trump, ayudarían a consolidar su resort de golf Turnberry en Escocia.

Aunque los medios de comunicación, no pueden dar a conocer sus fuentes, más de un banquero en New York temía que Trump estuviera gestionando préstamos para sus negocios, que serían desviados para su campaña electoral.

Ese enero de ese año Trump vendió acciones por valor de 11,1 millones de dólares. Vendió otros $ 11,8 millones en febrero y $ 7,5 millones en marzo. En abril, vendió $ 8.1 millones más.

Y los registros fiscales ocultos durante mucho tiempo del presidente, obtenidos por The New York Times, también revelan que tuvo una ganancia financiera repentina: más de $ 21 millones en lo que los expertos describen como pagos únicos altamente inusuales del hotel de Las Vegas que posee.

Los nuevos hallazgos, que forman parte de la investigación continua de The New York Times, confirman las maniobras financieras de Trump en ese momento de agitación fiscal e improbable victoria política. Los registros fiscales, por su naturaleza, no especifican si los pagos de más de 21 millones de dólares del hotel de Trump y Ruffin ayudaron a apuntalar la campaña de Trump, sus negocios o ambos. Pero sí muestran cómo fluyó el efectivo, en una cadena de transacciones, a varias empresas controladas por Trump y luego directamente al propio Trump.

La mayor parte del dinero pasó a través de una empresa llamada “Trump Las Vegas Sales and Marketing” que tenía pocos ingresos anteriores, no tenía un propósito comercial claro y no tenía empleados. La empresa conjunta Trump-Ruffin lo descartó todo como un gasto comercial.

"¿Por qué, de repente, esta empresa tiene más de $ 20 millones en tarifas que no habían estado allí antes?" dijo Daniel Shaviro, profesor de impuestos en la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York. "¿Y todo este dinero va a un hombre que se presenta como candidato a la presidencia y puede que no tenga mucho dinero en efectivo a mano?", se pregunto Shaviro.

A menos que los pagos fueran para gastos comerciales reales, dijo, reclamar una deducción de impuestos por ellos sería ilegal. Si no fueran legítimos y también se utilizaron para financiar la carrera presidencial de Trump, podrían considerarse contribuciones de campaña ilegales.

Una portavoz de Phil Ruffin, Jennifer Renzelman, dijo que este no estaba involucrado en las operaciones diarias del hotel y agregó que "todas las declaraciones de impuestos van a las personas que trabajan en sus impuestos".

Según el artículo del New York Times, Ruffin contribuyo con más de $ 2.5 millones a la campaña de Trump.

¿Un favor para sus amigos?
Durante la administración de Barack Obama, el socio de Trump, Phil Ruffin solicito un préstamo de $ 5.5 mil millones para la construcción de un tren bala, que conectaría Las Vegas con el estado de California. El proyecto no prospero. “Obama no lo aprobaría, pero tal vez Donald lo haga”, dijo Ruffin en aquella oportunidad.

Ya en la presidencia, Ruffin, diría: “A Trump le encantó la idea”, durante una entrevista en Forbes, el 2017. En marzo pasado, un panel compuesto en gran parte por personas designadas por Trump, autorizo a la compañía de trenes para vender $ 1 mil millones en bonos libres de impuestos a inversionistas privados. Las autoridades de California y Nevada se alinearon y aprobaron bonos adicionales. Los trenes podrían comenzar a funcionar tan pronto como en 2024.

Entre los principales beneficiarios del tren estarán Ruffin y Sheldon Adelson, otro magnate de Las Vegas, e íntimo amigo de Trump, entre otros grandes fortunas de Las Vegas, que se convirtieron en una fuente importante de dinero para Trump cuando más lo necesitaba. Y, por supuesto, el propio Donald Trump.


Déjanos tus Comentarios


Más Vistos en Estados Unidos

Últimas Publicaciones