• Siganos en:
Home Espectáculo

The Rise of Skywalker El ascenso de Skywalker que dicen los criticos


Se estrenó la esperada Star Wars: The Rise of Skywalker (El ascenso de Skywalker), episodio IX. Con esta película termina la gran saga de Star Wars que nos ha acompañado durante 4 décadas.


Los niños que fueron a ver el primer Star Wars en 1977 con sus padres, hoy llevan a sus hijos y nietos a ver el final de la saga. Antes de Marvel y sus películas que cubren con efectos especiales su mediocre guion, Star Wars deslumbro a todos por sus efectos especiales y una trama shakesperiana, de parricidas, princesas valientes y robots cobardes.

 
Muchas generaciones de cinéfilos hicieron de Star Wars una película de culto, y sin duda es la razón que la última película de la saga haya tenido en solo unos días lleno total de las salas donde se presenta alrededor del mundo. A pesar de la criticas negativas que viene recibiendo.

 
No es que Rise of Skywalker sea ​​necesariamente una mala película, como señala Todd McCarthy en su reseña:
“Casi no hace falta decir que, desde el punto de vista de la producción física, The Rise of Skywalker es estupenda, razón suficiente para ver e incluso disfrutar de la película. Claramente, no se han escatimado gastos en hacer que casi todas las escenas sean espectaculares, y el cinematógrafo Dan Mindel ha superado su trabajo en The Force Awakens y muchas otras extravagancias de efectos especiales con sus imágenes a menudo llamativas (algunas configuraciones sorprendentes, especialmente en Jordania y a lo largo de costa tormentosa). Los diseñadores de producción Rick Carter y Kevin Jenkins y el diseñador de vestuario Michael Kaplan también mejoraron sus trabajos, al igual que los equipos de efectos visuales y especiales. John Williams, de 87 años de edad, ha compuesto otra partitura estridente, melodiosa y propulsora para una película muy grande; no querrías a nadie más en el trabajo".


“En cualquier caso, me resulta difícil preocuparme mucho por Rise of Skywalker, ni traicionado ni saciado. La película está demasiado decidida en su curso sudoroso, sin prestar atención al interés real de la audiencia que ama la Saga", escribió Richard Lawson de Vanity Fair. "No creo que Rise of Skywalker tiene malas intenciones, exactamente, no es malévolo como lo son algunas películas de comics. Pero no se complace en su propia existencia, agregando débilmente un poco de ternura aquí y allá para animar las cosas (principalmente en la forma de un nuevo droide cuya existencia se siente redundante en el mejor de los casos), pero de otra manera arrastrando los pies malhumoradamente mientras hace lo que cree que necesita a, lamentablemente inconsciente de que no tenía que ser así ".
  
Adi Robertson en The Verge tiene otros pensamientos sobre las desigualdades de la película. “Hay mucho espectáculo y lucha espacial para mantener entretenido a la fanaticada de The Rise of Skywalker. Minuto a minuto, es una película agradable. Y en sus puntos más brillantes, nos recuerda al  Star Wars  de sus mejores momentos”, escribe. "Pero Abrams simplemente no ha reducido la fanfarronería lo suficiente como para mantener su historia fundamentada, y con la trilogía al final, es extraño quedarse con tantas preguntas nuevas como resoluciones".
 
Molly Freeman fue igualmente ambivalente en Screen Rant . “En los últimos 40 años, Star Wars se ha convertido en una franquicia tan enormemente popular que  The Rise of Skywalker  enfrenta la imposible tarea de tratar de complacer a todos. Abrams, Chris Terrio y todos los involucrados en The Rise of Skywalker hacen un valiente esfuerzo para hacer eso y dar a todos lo que quieren, pero el resultado no es una película coherente. Solo cumple los deseos de sus fans, que los llevo a desarrollar una trama desbordada”, escribe. “Para estar claros, hay algo que a todos les gustará, si no aman, de The Rise of Skywalker, pero lo contrario también es cierto: hay algo que a todos les disgusta, sino que también odian ".

 
Hablando de odio, Matt Goldberg de Collider anticipó lo que probablemente sea la respuesta de muchos fanáticos con una crítica abrumadora. "Me gustaría poder decir que The Rise of Skywalker fue incluso moderadamente emocionante, pero incluso aquí, la acción se siente floja y rancia. Para comparar a Abrams con Abrams, no hay nada aquí ni la mitad de emocionante que la persecución del Halcón Milenario de The Force Awakens. Se siente como si estuviéramos siguiendo los movimientos de una   película de Star Wars, pero con una total renuencia a arriesgarse, no hay nada sorprendente o emocionante. La única chispa de la vida es cuando la película se topa con otra revelación idiota".
   
Entonces, ¿cuál es exactamente el problema con la película? Según el crítico del New York Times, AO Scott, la respuesta podría ser la falta de apuestas. “Abrams es un cineasta demasiado hábil y superficial para dotar a los dramas de represión e insurgencia, del destino familiar y el destino individual, de la solidaridad y la voluntad de poder, con todo su peso moral y metafísico. Al mismo tiempo, su importancia pseudo visionaria no le permitirá rendirse a la fantasía o la travesura. La lucha del bien contra el mal se siente menos como una batalla cósmica que una larga rivalidad deportiva entre equipos cuyos días de gloria están terminando. Los entrenadores en jefe van y vienen, los uniformes se han rediseñado, ciertos jugadores clave son objeto de rumores comerciales, y los fanáticos siguen apareciendo”.
  
O, tal vez, es que no queda sorpresa en la franquicia, como argumenta Helen O'Hara de Empire: “Visualmente es maravillosa y ofrece sólidas interpretaciones por parte de Driver y Ridley, pero su conclusión no es ni buena ni mala, sino algo a medio camino entre ambas cosas".

 
La idea de que Rise of Skywalker es demasiado consciente de la respuesta de los fanáticos es una de las planteadas por Jordan Hoffman de The Guardian: "La película se junta como un rompecabezas, una serie de ritmos finales que parecen inevitables y perfectos, y diseñados para complacer a todas las partes, siempre y cuando no te obsesiones demasiado con la lógica", escribe. “El Halcón Milenario atraviesa la galaxia, los enemigos se arrastran, atraviesan múltiples túneles azules del sub espacio, con Poe, Finn y Chewie escapando. ¡Un plano de asteroides afilados! ¡Un cielo lleno de torres altas y estrechas! ¡Una enorme babosa espacial lista para engullirlos! La partitura de John Williams se estrella con ellos y, sí, esto es lo que quieren decir cuando dicen esta película me hizo sentir como un niño otra vez. Cada entorno recién visto es magnífico y la emoción es tangible. ¿Por qué molestarse en quejarse?".
 
¿Por qué molestarse, de hecho? Como dice Brian Lowry de CNN: "Quizás lo más importante, The Rise of Skywalker busca recuperar algo de la diversión y el juego que ha sido un sello distintivo de la serie, a pesar del telón de fondo de la oscuridad y el peligro de galaxia en su núcleo... Enfrentados con esa tarea, y claramente consciente de la magnitud de la misma, Abrams ha hecho una película de Star Wars dirigida a las personas que más la aman. The Rise of Skywalker no es perfecto, pero visto de esa manera, es más que adecuado para la ocasión".
 
 

Déjanos tus Comentarios