Ver Estadisticas de la Evolución de COV19
Home Editorial

Miercoles 22 de Enero del 2020

Una campaña al congreso que nos deja el ojo morado


Las campañas en el Perú, no se hacen con ideas, con propuestas, sino con estiércol. Es lo que le paso a Vargas Llosa, hace justamente 30 años cuando intento comprometer a los peruanos en sus ideas de cambiar el Perú. El candidato Vargas Llosa no ofrecía milagros, ni obras, ni aumentar el sueldo, ni 1 millón de trabajos, sino que pedía sacrificio a todos los peruanos, les trazaba un camino difícil para detener la inflación y escapar de la pobreza.


Una campaña al congreso que nos deja el ojo morado Una campaña al congreso que nos deja el ojo morado

En aquella oportunidad el Apra y la Izquierda Unida, con Alan García y Henry Pease a la cabeza, desarrollaron una contra campaña contra el candidato del Fredemo. Fue quizás la campaña más feroz que hayamos visto. García, usando dinero del estado, produjo una serie de videos donde auguraban el apocalipsis si ganaba Vargas Llosa. Los medios adictos al Apra y a la izquierda, sin la menor ética y moral, recomendaban no votar por Vargas Llosa, porque nos convertiría en un país de esclavos, haría más ricos a los ricos, y traería a las empresas transnacionales para que se lleven nuestras riquezas por nada.
 
Aquella contra campaña terrible, donde dos partidos vapuleados, derrotados, se esmeraban en desprestigiar al candidato favorito en las encuestas, que representaba para ellos la antítesis de sus ideales politicos, es lo primero que nos viene a la mente después de la entrevista que le hicieron en Cuarto Poder a Julio Guzman. El énfasis con que el tema de la infidelidad se usó, me recordó a algunos periodistas que mencionaban en los primeros meses del 1990 como Vargas Llosa había abandonado a su tía para meterse con su prima.
 
El escenario es distinto, aquí no se compite por la presidencia, sino son miles de candidatos los que postulan por alcanzar un curul en el próximo congreso. Si debías atacar a tu oponente, en unas elecciones como esta, ¿cómo atacas el centro, la base? La respuesta fue atacar al presidente del partido que apoya los cambios del presidente Vizcarra.
 
El mayor pecado de Julio Guzmán y su partido fue presentarse desde el principio como el partido que apoyaba al presidente Vizcarra, en auto proclamarse los paladines de la lucha contra la corrupción, era claro que de alcanzar una mayoría en el congreso pondrían en marcha los cambios que necesitaba el sistema político y de justicia peruano.
 
El partido Morado había sido muy cuidadoso a la hora de elegir a sus candidatos, la mayoría tiene una experiencia profesional importante, y sobre todo no tenían antecedentes criminales o sospechas. Asi que en un partido como este, donde el líder, Julio Guzmán, no puede ser acusado de corrupto, ¿cómo desmoronas sus cimientos?

 Evidentemente metiéndote en la vida privada del líder. Busca, busca, que hay siempre algo para exhibir.
 
Ante todo, hay que ser claros, la opinión pública tiene derecho a conocer todas las acciones de un candidato a la presidencia, conocer sus fortalezas y debilidades, identificar sus méritos y deméritos profesionales y humanos, como su temple.
  
Sin embargo, Julio Guzmán no es candidato hoy a la presidencia, y el próximo domingo no son elecciones presidenciales sino de congresistas. ¿Tenía derecho América Televisión, en pared con Panamericana Televisión, de desnudar las flaquezas del fundador del Partido Morado?
 
No se entiende muy bien la moralidad de la prensa peruana, si recordamos como ocultaron, los mismos medios que se regodean hoy con el tema del affair Guzman-Acurio, el romance extra matrimonial de Alan García y Roxanne Cheesman, como el nacimiento del hijo de la pareja, el pequeño Federico Danton.

La prensa sabía de aquel romance extramatrimonial del presidente García, pero se auto censuraron, y es entendible habiendo un niño de por medio, sin embargo, la verdad es que su silencio se debía a las afinidades que mantenían los dueños de los medios de comunicación con Alan García, no la de cuidar la privacidad del menor.
 
¿Por qué la infidelidad y ocultamiento de un hijo del ex presidente no fue exhibido por los medios?, y si la infidelidad del presidente del partido Morado, que tiene una de las listas más interesantes al congreso.

A diferencia de la mayoría de partidos políticos actuales, el partido Morado tiene una lista heterogénea de candidatos, que representan a sus regiones, no fueron impuestos por el poder del dinero, o por intereses ocultos, como siempre ha sucedido en provincias, sino que fueron elegidos en elecciones internas.

El proyecto Partido Morado, es importante en un país donde los “partidos democráticos” solo lo son en teoría, pero no en la práctica. Todos sabemos que quienes mandan dentro de cada partido son caudillos. El fujimorismo es un partido basado en la familia Fujimori, el aprismo, pasó de Haya de la Torre a Alan García, ambos tuvieron el poder absoluto. Lo mismo el caso del Partido Solidaridad Nacional, creado y gobernado por Castañeda Lossio. Gilbert Violeta y Salvador Heresi son dueños de la franquicia que hoy se llama Contigo, que Heresi nunca postule a la presidencia solo se debe a que no tiene el carisma necesario para postular, y por ello se mueve entre bambalinas, con éxito, su partido de alquiler llevo a PPK a la presidencia.

Son partidos que en la práctica son propiedad privada de una sola persona o familia, y que, por ello mismo, por su nacimiento, tienden a la corrupción. ¿Son estos partidos caudillistas lo que le temen al Partido Morado e intentan sabotear su candidatura?

Repetiremos una y otra vez, lo que hicieron América televisión y Panamericana Televisión fue golpear el proyecto político más prometedor que tiene el Peru, y en el Perú nada es casualidad. Sin embargo, aquella miserable participación de aquellos canales y sus periodistas, intentando acabar con el partido y sus candidatos al congreso, no debería desalentar a un colectivo de gente honesta de entrar a la política.

Desde hace semanas los ataques a los candidatos del partido Morado, desde canales como Willax, que le permite a Phillip Butters decir las cosas más absurdas posibles, o diarios como Expreso, y decenas de medios digitales con nombres originales como la noticia veloz, han dedicado sus espacios en atacar a todos los candidatos del partido Morado, desde llamarlos pro terrorista, gays, caviares, comunistas asolapados, acusarlos de ser promotores del sexo anal... Es sin duda una campaña que tiene como único fin detener el avance de un solo partido.

Ninguno de los candidatos de Fuerza Popular, del Apra, Solidaridad Nacional o Contigo ha recibido una contra campaña como la organizada contra el partido Morado. Los cientos de memes que circulan contra los morados no los hace cualquiera vecino, vienen de una fábrica de memes, ni los miles de comentarios insultando a esos candidatos son de ciudadanos, son trolls a los que una mano negra, sin duda con dinero de la corrupción, les paga para que las 24 horas del día llenen de basura las redes.

Los viejos corruptos, los conocidos, los que viven del estado peruano, tienen suficiente dinero para gastar y ensuciar la presente campaña, es lo que hacen, porque entendieron que antes de hacer campaña por sus propios partidos, era mejor ensuciar al resto de participantes, hacerlos ver como corruptos, y cuando aquello fuera imposible, buscaron escavar la vida privada de sus rivales. Eso hemos visto el domingo 19 en dos canales de televisión.

No solo es un ataque contra los morados, es un ataque como el de 1990, no por casualidad con un mismo protagonista, el Apra. Cuanto más ensucias una campaña política, más denigras a los candidatos, más manoseas su vida íntima, menos personas decentes ingresaran a la política, lo había dicho Vargas Llosa antes, y ahora se vuelve una realidad.

Estas elecciones al congreso era la oportunidad de escuchar a los candidatos, decidir entre quienes estaban a favor de mantener incólume el viejo sistema que hace más proclive de corromper los poderes del estado peruano, o quienes estaban a favor de cambiar todo el sistema en el próximo congreso, seguir el proceso transformador que por mayoría el pueblo peruano había revalidado, en diciembre del 2018, mediante referéndum.

Eran dos opciones las que se debían debatir, pero gracias a la prensa que por años nunca supo del club de la construcción, de Odebrecht o de los millones que recibía Keiko Fujimori, eso ha quedado en segundo plano.
 


Déjanos tus Comentarios