• Siganos en:
Home Editorial

Por qué debemos ahora cambiar el Sistema Politico y de Justicia Peruano

Los estados fallidos son aquellos que mantienen un sistema corrupto, y se resisten al cambio, le pasa a México, Argentina o Venezuela, países con mayor potencial económico que el Perú

¿Por qué es tan difícil entender que debemos cambiar el sistema político y judicial peruano? Hay un presidente que quiere cambiar la forma en que se hace política en el Perú. Que nunca mas las empresas privadas financien a los partidos políticos.

Y usted en su inocencia se preguntará ¿Por qué? Porque cuando llegan al gobierno los contratos para una carretera o un puerto las firma... ¡SI! El político que gano las elecciones. ¿Con dinero de? ¡SI! Con dinero de la empresa privada que financio su campaña política.

Es decir, los millones que pagaron tapers, polos, banderolas, buses que llevaron gente a mítines, las pintas en cerros, hasta en carreteras olvidadas se paga con dinero de empresas privadas que cobraran después con algún jugoso contrato. Así que todos debemos entender porque es necesario cambiar el sistema político y judicial peruano actual.

Perú, y Latinoamerica toda, lleva décadas con un sistema de corrupción que se expande. Todos sabemos por cuantos millones se firma el contrato entre el estado y una empresa privada por una obra publica, el presupuesto acordado. Lo que no sabemos es cuanto terminara costando la obra. A través de adendas van aumentando el costo del proyecto. Muchas obras de Castañeda, ex alcalde de Lima, el que roba pero hace obra, terminaron costando a todos los limeños el triple, dinero con el cual Lima hubiera sido utilizado en más proyectos de infraestructura.

Todos los días encontraran en redes sociales trolls atacando a Vizcarra, llamándolo inútil, manipulando las cifras económicas, gritando desde sus teclados histéricos que el país se hunde, gente como Mulder, Barba, Rey, Phillip Büttler o economistas como Carlos Adrianzén, vociferan que todo está mal, y sin decirlo o diciéndolo claramente, justifican que, para no hacer ruido, para no alterar a los empresarios mejor dejamos todo como esta.

Pues no, NO PODEMOS, dejar todo como esta. Debemos luchar para cambiar el sistema en democracia. Sino lo que nos aguarda, cuando los corruptos que hoy están golpeados regresen con fuerza, es situaciones como la de Mexico, el país mas industrializado de Latinoamérica, donde los narcos cortan cabezas. Esos narcos se hicieron fuertes cuando el PRI, el partido equivalente al apra o fujimorismo, permitía todo tipo de corrupción, mientras nadie pusiera en peligro su poder político. O nos sucederá lo que Argentina, donde la corrupción de peronismo se ha impuesto por décadas, e impide desarrollar a Argentina, con todo el potencial humano y de recursos que tiene. Mientras en los últimos 19 años nosotros hemos tenido una sucesión ordenada de presidentes, y mantenido la libertad económica hemos reducido la pobreza. Hoy proporcionalmente hay menos pobres en Perú que en Argentina.

Pero el modelo peruano exige hoy un cambio, para dejar atrás el lastre de la corrupción, necesitamos la participación de todos, unirnos contra esta guerra que el fujimorismo y el aprismo están librando. El 30 de Septiembre solo fue el primer paso. La corrupción aun mantiene un caudal económico insospechado, y una red de amigos favorecidos en algun momento por estos partidos o por jueces y fiscales corruptos. Si hasta hoy, que parecen haber sido derrotados, se muestras beligerantes, hay que temer. Su ultima carta es el Tribunal Constitucional, y pueden recurrir a todo por obtener un dictamen a su favor.

¿Qué podemos hacer? En informar a nuestros vecinos, amigos, familiares, ser mas activos en redes, responder a los trolls, no dejarlos que nuestro silencio les permita explayarse. Hoy el poder corrupto está usando todo su dinero mal ganado contratando empresas que llenan las redes con trolls que lo único que hacen es atacar al presidente Vizcarra. Quieren hacernos creer que en un año y 7 meses el Perú se corrompió, y antes cuando el fujimorismo o el aprismo gobernaban todo era honestidad. Si Vizcarra, despúes de disolver el congreso, consigue cambiar el sistema político y judicial peruano, impidiendo que nuevamente los partidos políticos actúen como mafias organizadas, ofreciendo dádivas a las empresas a cambio de dinero, o que nunca más un Hinostroza, un Chavarry o un doctor Rock puedan acceder al sistema de justicia peruano, habrá hecho un gran servicio a nuestro país, habrá cumplido la misión que circunstancialmente le fue dada, transformar este sistema podrido donde el más corrupto es el rey.

 

Déjanos tus Comentarios