Ver Estadisticas de la Evolución de COV19
Home Editorial

Miercoles 08 de Abril del 2020

Qu茅 son los colegios cat贸licos en Per煤, 驴un negocio privado o instituciones sin fines de lucro?

Autor: Cusi Huallpa


La educaci贸n en el Per煤 es un gran negocio de miles de millones de soles que ganan los colegios y sus promotores, y miles de millones que pierde el estado al estar exceptuados de pagar impuestos todas las instituciones educativas


Qu son los colegios cat髄icos en Per, un negocio privado o instituciones sin fines de lucro

En la actual coyuntura muchos padres de familia de colegios privados se están organizando para solicitar a los colegios un reajuste en los pagos de las pensiones. Muchos padres de familia se han perjudicado por este aislamiento obligatorio, pero necesario, reduciendo sus ingresos. La respuesta de los colegios, en la mayoría de los casos, es que no contemplan ningún descuento, sustentando que son instituciones sin fines de lucro, y que las pensiones solo cubren para pagar a profesores y personal de colegio, como el pago de servicios. En suma, los colegios católicos se gastan todo el dinero que ingresa, y no tienen fondos de contingencias.

Hemos investigado algunos colegios católicos que están en distritos de clase media, y los números no cuadran. Basados en número total de alumnos, y el costo de la pensión de colegios en San Miguel, Breña o Pueblo Libre, que declaran ser privados y sin fines de lucro, con pensiones por alumno, que no bajan de los 900.00 soles al mes (datos del ministerio de Educación), que cobran una matrícula anual, y tienen una cuota de ingreso para estudiantes nuevos, que puede estar sobre los 6 mil soles, no se puede entender que estos colegios nunca obtengan utilidades, y sean incapaces de cubrir sus gastos, exigiendo ahora mismo a los padres de familia el pago completo de las pensiones.

La pregunta que todos nos hacemos desde hace muchos años, y es hora de responder, es: ¿a quién pertenecen los colegios católicos? Las órdenes religiosas mantienen un miembro en la administración, los llamados promotores, pero la gestión de la mayoría de colegios católicos está en directores laicos. ¿Los colegios católicos son una suerte de franquicia, que el director o administrador y su gente adquieren?

No pagan impuestos
El negocio educativo es un negocio redondo, no solo hay gran demanda, y esto puede obligar a los padres a aceptar el pago de pensiones altas, a pesar de ser colegios que en la práctica son “sin fines de lucro”, también reciben exoneraciones fiscales, lo que reduce sus gastos, al no pagar impuestos como otros negocios, además de estar exceptuadas de la percepción del IGV, en muchos casos.

Se estima que el estado ha perdido miles de millones de soles en impuestos por dichas exoneraciones fiscales para instituciones educativas, que cuando se dieron permitió el surgimiento de nuevos centros educativos y universidades, pero en el camino el sistema se pervirtió y el beneficio de las exoneraciones fue para los promotores, y no para los padres de familia.

Durante el anterior congreso un grupo de congresistas planteó que los colegios privados, sean laicos o católicos, pagaran impuestos si las pensiones que cobraban eran altas. Por supuesto la mayoría que dominaba el congreso archivo la propuesta, sin discutir el tema, y más bien quiso ampliar los beneficios tributarios que mantenían las instituciones educativas peruanas.

Aumento de pensiones sin sustento
Sin duda la exoneración de impuestos no ha beneficiado a la clase media que envía a colegios privados a sus hijos. En la mayoría de los casos, los colegios católicos han ido multiplicando el costo de sus servicios educativos. En muchos de aquellos colegios católicos “Sin fines de lucro” el aumento de pensiones anualmente ha ido del 6% (como recomendaba en Consorcio de Centros Educativos Católicos, revista Signo Numero 242) al 15%, cuando la inflación de los últimos 10 años, en promedio, ha sido de 3%.

Si comparamos las pensiones de hace 4 o 5 años de algunos colegios, con las actuales comprobamos que han subido en ese lapso de tiempo entre 30 a 40%, solo en los colegios que revisamos, usando la plataforma: http://identicole.minedu.gob.pe que tiene actualizado el costo de las pensiones del 2020, y está a disposición de todos. Si vamos más allá, y retrocedemos 10 años, en algunos colegios el aumento de las pensionas ha ido entre 200 y 300%, cuando como reiteramos, la inflación anual, en promedio, ha sido 3%.

¿Quiénes ganan con los colegios católicos?
Un punto que hasta ahora no se ha tocado es cuánto ganan las distintas congregaciones que son propietarias de los colegios, aunque como hemos mencionado, ya no administran los mismos. ¿Estas congregaciones reciben todas las utilidades que genera el colegio? ¿O existe una partida económica establecida para ellos? Además, es sabido que en muchos casos la Iglesia Católica, o las congregaciones, cobran por el arriendo de sus bienes inmuebles, en este caso el terreno donde está asentado el colegio, y como la iglesia también esta exenta de todo pago de impuestos, termina auto beneficiándose con los ingresos que genera el colegio, impidiendo que el colegio tenga ahorros que ayudaría en épocas de crisis, como esta, a su sostenimiento.

Si los colegios católicos reciben el beneficio de la exoneración de impuestos, no debería el estado realizar auditorías anuales, sobre todo en colegios donde las pensiones son altas, para comprobar que los administradores o promotores, no están desviando dinero a sus propias cuentas personales.

Asimismo, la ciudadanía debe conocer cuánto dinero recibe la iglesia católica por cada colegio que usa el membrete de “Colegio Católico”. Cuánto ganan los directores y promotores del colegio, ¿Desvían dinero pagándose altos sueldos? Que gastos han efectuado a lo largo del año; que empresas se han visto beneficiadas con compras del colegio, ¿tienen un sistema de cotizaciones? ¿O las compras son a dedo? Una institución que en el exterior se auto define como: sin fines de lucro, debería tener las cuentas claras, y hacer partícipe a los padres de su administración. Y el estado monitorear si las ganancias que genera están pasando a otras manos, y no a mejorar la infraestructura y calidad educativa.

Hay que diferenciar entre colegios privados y los colegios católicos, los privados laicos son instituciones que tienen un dueño, alguien que invirtió, construyo, habilito, y equipo el colegio. Mientras los colegios privados católicos, son colegios antiguos, en su mayoría, que se crearon con el fin de dar un servicio a la comunidad, realmente sin ánimo de lucro, por lo general se creó alrededor de una iglesia ya existente, y fue creciendo con los aportes de los padres de familia que, a través de distintas actividades, como bingos o kermeses, fueron recaudando fondos para ampliar las instalaciones del colegio. Las congregaciones religiosas no invierten su dinero en ningún colegio católico, estos viven de las pensiones y actividades. Y aquel es la principal razón que aducen, los administradores, para no otorgar becas a alumnos que en el transcurso de su vida escolar ven mermados sus ingresos familiares y dejan de estar en la posibilidad de pagar la pensión completa. U otorgar el beneficio, que era tradicional en colegios católicos, de que las familias con más de dos hijos en la misma escuela, obtuvieran un descuento.

La corrupción que carcome nuestro país, no solo se circunscribe al ámbito público, también está ampliamente extendida en actividades como la educación. ¿Cuántos casos ha seguido Indecopi contra administradores de colegios que, sin sustento, obligaban a sus profesores a elegir tal o cual libro de una editorial? Todos sospechan, y nadie investiga, el entramado colegios-editoriales. Muchas veces se obliga al padre de familia a comprar el libro más caro que se encuentra en el mercado, cuando hay otras editoriales que pueden ofrecer mejores precios con igual o mejor calidad.

La crisis actual ha abierto los ojos a miles de padres de familia de colegios católicos, que recién descubren que no tienen ningún derecho dentro de la gestión de colegio católico en el que confiaban, ni tienen representación, por cuanto la Asociación de Padres de Familia, de muchos colegios, nunca ha sido elegida por ellos, sino que es designada por el mismo administrador o promotor, convirtiéndose la APAFA en una suerte de comparsa de estos. Los colegios católicos en el Perú, son islas dentro del sistema jurídico y económico peruano, donde el autoritarismo e impunidad es impuesta por una cúpula que maneja cada uno de estos colegios católicos.

Es necesario un cambio ahora. Y esta en los padres de familia forzar ese cambio, nunca la iniciativa vendrá de quienes llevan mucho tiempo beneficiándose con la educación en el Perú.


Déjanos tus Comentarios


Más Vistos en Editorial

Últimas Publicaciones