La única forma de proteger la democracia es con la verdad
Home Editorial

Martes 27 de Abril del 2021

¿Los Miro Quesada necesitan a Jaime De Althaus para mantener el sistema corrupto?


Los Miro Quesada son como un pulpo, sus tentáculos están en muchos rubros de la economía peruana. Todos recordamos que uno de sus accionistas: José Graña Miró Quesada, dueño de la constructora Graña y Montero, está acusado de formar parte del Club de la Construcción, por cierto su primo: Luis Miró-Quesada Valega fue entre el 2011 y el 2014 miembro del directorio de Graña Montero, y al mismo tiempo era presidente del Directorio de América Televisión, no hay sospechas, sino pruebas de que la familia no quiere cambios


Los Miro Quesada necesitan a Jaime De Althaus para mantener el sistema corrupto

En un país de leyes, con cierta moral y ética, un diario que tuvo entre sus miembros a dos personajes corruptos, que corrompieron al sistema político, a funcionarios públicos, en suma al sistema democrático, porque en buena cuenta el descontento del ciudadano que eligió politicos extremistas viene de una situación insatisfecha, en el Perú no se castiga al corrupto, no se puede entender que siga manteniendo el control de diarios y televisoras, y que ahora defienda ese estatus de familia que se sale siempre con la suya.

Los Miro Quesada eran quienes permitían en sus diarios y canales de televisión que fujimoristas y apristas se despacharan insultando a Martin Vizcarra, cuando este exigía que el congreso de mayoría fujimorista reformara el sistema político y de justicia. Uno de quienes mejor representaba esa postula de la familia Miro Quesada, de impedir cambios en el sistema, que tanto los había beneficiado, era Jaime De Althaus, en ninguna de sus columnas menciono la necesidad de tener un poder judicial libre, sin infiltrados de partidos, todos sabemos que apristas y fujimoristas tenían fiscales y jueces amigos que archivaban cualquier investigación. Por el contrario el buen Jaime De Althaus llamaba anti fujimoristas a quienes querían cambios, y a Vizcarra confrontacional.

Su obediencia, bien pagada, a la familia Miro Quesada hoy es premiada con su ingreso al directorio del diario El Comercio, aquel conglomerado de medios, un monopolio para ser precisos, que se burla de nuestro sistema jurídico manteniendo un monopolio de medios, pasando por alto a la constitución peruana que impide cualquier monopolio empresarial. ¿Y cómo consigue mantenerse más de ocho años controlando más del 80% de medios impresos? Pues gracias al sistema corrupto judicial, que puede congelar procesos judiciales 5, 7 o más de 10 años.
Conservar su monopolio, y resguardar a los suyos, es lo que convirtió a los Miro Quesada en fujimoristas, eso les hace eliminar a cualquier enemigo del fujimorismo, por ejemplo Martin Vizcarra, un hombre de ellos: Carlos Paredes es quien en Willax informo sobre la vacunación del ex presidente, en cualquier otro país esta no sería noticia, que un presidente se vacune antes que el resto es común, pero gracias al tener el monopolio de medios, los Miro Quesada consiguieron convertir el regalo de un privado, las vacunas eran de la Universidad PRIVADA Cayetano Heredia, estaban probándola, no tienen siquiera dicha universidad hoy en día resultados de aquella pruebas, en un tema nacional. La razón de desproporcionar el caso de las vacunas chinas fue golpear la candidatura de Vizcarra, y hacernos olvidar, archivar sería más adecuado, el tema de cambiar el sistema de justicia, que como vemos todos los días libera delincuentes. El mismo Vladimir Cerrón fue liberado por un juez amigo de la cárcel, donde cumplia una sentencia por corrupción;, que mejor prueba para saber que tenemos fiscales y jueces corruptos que se venden al mejor postor.

En el escenario que vivimos hoy, con la desesperación de la familia Miro Quesada por impedir el triunfo de Pedro Castillo, la elección de Jaime De Althaus se manifiesta como una muestra de histeria familiar, parecen no ser capaces de analizar la situación, están más preocupados en sus negocios que en el futuro del Perú. Ahora le dan poder al hombre que todos los días, vía twitter, comparte fake news, que exigía, a pesar que sabía que era imposible, que dejaran a los empresarios privados traer vacunas; que habla ahora de que el modelo económico peruano es exitoso, pero hace solo unas semanas decía que el sistema era el que empobrecía al Perú, y atacaba al estado peruano, claro no menciona nunca que la corrupción de Odebrecht o Graña y Montero es la que impidió construir nuevos hospitales o equiparlos. En la mente de Jaime De Althaus, como en sus columnas, nunca aparece el factor de la corrupción empresarial, siempre es el estado el ineficiente.

Jaime de Althaus no es un liberal, no creen en el libre mercado, creen en un capitalismo de sálvese quien pueda, para él el estado es responsable de nuestra pobreza, es su mente capitalista, cuanto menos estado hay más riqueza se genera, y nos preguntamos, ¿no es justamente la falta de estado, la falta de instituciones libres lo que provoca que cualquier empresa como Odebrecht pueda multiplicar por tres el valor de una obra? ¿No es la falta de un poder judicial independiente la que deja sin castigo a funcionarios y empresarios corruptos, manteniendo todo como esta?

El dogmático capitalista De Althaus sería un periodista del montón en un país civilizado, donde a un periodista al que se le descubre una mentira o reiteradamente propaga mentiras es defenestrado de cualquier medio, nadie en Estados Unidos o España quiere en sus medios a un periodista mentiroso, desprestigia al medio, pero en el Perú la familia Miro Quesada los necesita, les paga bien para que escriban lo que ellos quieren. Ni Jaime De Althaus, ni Federico Salazar escriben para las masas, esas no compran El Comercio, sino para una elite económica peruana que se creyó el cuento de que si cambiaban el sistema político y judicial, como querían la mayoría de peruanos, el sistema económico podía ser el próximo en la mira de los llamados Caviares.

Las elites peruanas, las que siguen a los Miro Quesada, no querían un estallido social en el Perú como el sucedido en Chile, que llevo a convocar a una asamblea constituyente, por eso vieron en Vizcarra, gracias al grupo El Comercio, como el enemigo. Cuando lo único que este quería era cambiar el sistema político y de justicia para mantener el sistema económico; hoy el uso indiscriminado de los medios de comunicación por parte de los Miro Quesada atacando esos cambios ha producido todo lo contrario, un cataclismo político de insospechadas consecuencias.


La imagen del presente articulo es de Ojo Publico, pueden leer el articulo sobre los negocios de El Grupo El Comercio en https://duenosdelanoticia.ojo-publico.com/articulo/los-duenos-de-la-noticia/


Déjanos tus Comentarios