La única forma de proteger la democracia es con la verdad
Home Documentales

Sabado 16 de Mayo del 2020

Netflix descubre al real Michael Hutchence, la estrella de INXS, en el documental Mystify

Autor: Alondra Jimenez


Una inmersión al corazón y al alma de Michael Hutchence, el líder de INXS. Ante cámaras mostraba una careta, en realidad era un hombre reservado y tímido, al que pocos realmente conocían


Netflix descubre al real Michael Hutchence, la estrella de INXS, en el documental Mystify

Netflix ha estrenado en su plataforma Mystify, el documental sobre Michael Hutchence. El documental dirigido por Richard Lowenstein, quien realizo varios vídeos de INXS, ha recopilado imágenes de archivo del líder de INXS y voces en off de sus compañeros de banda, ex novias, familiares y amigos.

Sorprende los vídeos de un adolescente Hutchence actuando con su banda de la escuela secundaria, donde tiene ya una performance de estrella de rock, un vertiginoso derroche de seducción que un tiempo después seria su sello personal en los grandes escenarios del mundo.

Al comienzo de su carrera muchos asociaban su look al de Jim Morrison, el rey lagarto, el mítico líder de The Doors, pero pronto su personalidad se impuso, y se hizo un nombre en la escena del rock anglosajón. Nada mal, para un cantante que venia de la periferia del mundo, Australia.

Tenia un gran magnetismo, una gran presencia escénica, enamoraba a millones de mujeres, con sus labios carnosos, ojos marrones profundos y cabellos ondulados. Michael Hutchence fue un súper estrella del rock de fines de los 80´s y 90's, vendió millones de discos y salió con un desfile de mujeres hermosas. Es por eso que impacto tanto a quienes lo admiraban, y a extraños, su suicidó en 1997 a la edad de 37 años. 

El documental intenta dar sentido a la muerte del cantante, responder muchos preguntas sobre que lo llevo al suicidio. Mientras presenta su vida de manera lineal, Mystify, mira hacia atrás, insinuando un mayor trauma familiar que se revela gradualmente. Dennis Farriss, padre de los compañeros de banda de INXS, Andrew, Jon y Tim, dice que Hutchence "no tenía un fondo feliz". Finalmente, nos enteramos de que sus padres estaban mal equipados para criarlo y su madre huyó durante un año y medio, llevándose a Michael con ella, pero dejando atrás a un hermano menor que fue criado por una sucesión de niñeras y cayó en la adicción a las drogas.

El director intenta reflejar en su obra biográfica que la rutina de giras mundiales claramente hizo mella en la psique de Hutchence, a pesar de todos los lujos y placeres que venían con la fama. Y, a pesar de lo popular que era la banda, Hutchence se sintió inseguro de no ser considerado un "artista" en la forma en que contemporáneos como Bono lo eran.

Un detalle que pocos sabían de la vida de Hutchence, que el directo nos presenta como la posible causa de sus desequilibrios emocionales posteriores, sucedió en Copenhague en 1992. Helena Christensen, la súper modelo dinamarquesa, y ex novia de Hutchence, relata el incidente, cuando fue victima del ataque de un  taxista. El golpe del taxista provoco la caída del cantante, golpeándose la cabeza contra la orilla de la acera, provocando una fractura del cráneo y una lesión cerebral que los amigos creen que cambió el curso de su vida. Perdió el sentido del olfato y el gusto y se volvió agresivo y e incoherente. Como dice Tim Farriss, "Parecía anhelar más peligro en su vida, ya sea con relaciones o drogas o cualquier otra cosa".

Después de ese episodio, su comportamiento se volvió más errático y los síntomas de lo que probablemente era depresión no diagnosticada fueron más evidentes. Uno de los muchos aspectos trágicos de la vida de Hutchence es que, al menos según el documental, nunca buscó terapia u otras formas de ayuda profesional.

El Final
Las voces de la hermana de Hutchence, Tina, de su hermano Rhett, sus compañeros de INXS, la gerente de la banda Martha Troup, Bono de U2 y sus ex parejas: Michele Bennett, Kylie Minogue y Helena Christensen, se suceden en el documental. Un retrato emerge del trauma familiar de Hutchence, la depresión y la inseguridad artística, con un apetito sensual, abuso de drogas, daño cerebral y los efectos corrosivos de la fama. "Al armar el rompecabezas, descubrí a una [persona] mucho más complicada e insegura, alguien que había estado luchando contra la depresión desde el principio", dice Lowenstein.

Nos deja un documento magnifico sobre un artista que nos deslumbro por su talento, un detrás del escenario que lo humaniza. Queda en el recuerdo sus canciones, los vídeos donde mostraba una personalidad arrolladora, y sin embargo era uno de los nuestros, un ser que luchaba como todos, en su caso contra una depresión.

 

 


Déjanos tus Comentarios